Avanzan en transformación de cualquier tipo de sangre donada

Avanzan en transformación de cualquier tipo de sangre donada

Un grupo de científicos del Centro de Investigación sobre la Sangre de la Universidad de Columbia Británica en Vancouver, Canadá, han creado una enzima especial que permite transformar cualquier tipo de sangre donada en el tipo O, o universal, que se puede administrar a cualquier paciente de forma segura.

La enzima especial puede eliminar las sustancias de los glóbulos rojos que son responsables de las reacciones inmunitarias potencialmente letales si un paciente recibe el tipo erróneo de sangre.

Aunque esta enzima aún no es suficientemente efectiva para realizar el procesamiento a gran escala, para poder convertir la sangre tipo A o B en tipo O,  los avances muestran que es posible mejorar esas enzimas.

Los tipos de sangre son determinados por los antígenos, que son azúcares que se encuentran en la superficie de los glóbulos rojos. Esos antígenos pueden provocar una reacción del sistema inmunitario si el cuerpo de una persona los reconoce como extraños, y por eso una persona con sangre que contiene antígenos del tipo A no puede donar a una persona con sangre del tipo B.

Desde hace15 años hay disponible un proceso que utiliza enzimas para eliminar esos antígenos, pero hasta ahora el proceso no había resultado suficientemente efectivo. A principios de la década de los 2000, unos ensayos clínicos hallaron que la sangre tratada con las enzimas seguía conteniendo suficientes antígenos como para producir una respuesta inmunitaria reducida.

Este último intento realizó una evolución dirigida de la enzima, generando versiones mutantes y seleccionando las que mejor realizaban la función de eliminar los antígenos de la sangre.

Los científicos aseguraron que se comprobó que “en apenas cinco generaciones, la enzima se hizo 170 veces más efectiva, pero aún no suficientemente efectiva como para solucionar el problema; pero sí lo suficiente como para mostrar que el proceso de mejorar la enzima funciona”.

Desarrollar la enzima lo suficiente como para crear sangre tipo O a partir de la tipo A o B tardará años. Una vez se perfeccione, también se podría recurrir al mismo proceso para ayudar al cuerpo a aceptar otras donaciones, como los trasplantes de órganos, aseguran los investigadores.

Sangre tipo O Negativo la más usual

Los bancos de sangre tienden a depender mucho de los donantes que son del tipo O, sobre todo si su sangre es también RH negativo. La sangre tipo O RH negativo se puede usar en cualquier persona, independientemente de su tipo de sangre.

Alrededor del 11 por ciento de las transfusiones en los hospitales son con sangre donada tipo O RH negativo, aunque apenas el 6 por ciento de la población tiene ese tipo de sangre en específico.

Compartir en:
Es necesario loguearse para hacer un comentario

Comentarios

(0)